Consejos para viajar con tu gato - Hoteles que aceptan mascotas

Todo sobre animales Todo sobre animales: curiosidades, cuidados, tipos, trucos

 

Seguramente, como a otras tantas miles de personas les ocurre a la hora de planear las vacaciones, los preparativos resultan amenos y entretenidos. Decidir el lugar que elegiremos para ir de visita, el medio a utilizar, el hotel disponible, el que más nos guste, el que más convenga, las ventajas de los lugares aledaños, la época del año en que lo haremos... en fin, todos esos factores se convierten en el condimento y motivo de largas, y por qué no, entretenidas disquisiciones.

Ahora bien si nuestra mascota es un gato y además está integrada a la familia, o a nosotros, y la consideramos una más a la hora de contar los integrantes de la comitiva dispuesta a viajar; los detalles a tener en cuenta se modifican considerablemente.

Aquí trataremos de facilitarte la tarea con una serie de consideraciones a tener en cuenta a la hora de emprender el viaje en la grata compañía de nuestro gato, nuestro amigo más querido. Algunas tienen un enfoque profesional, otras surgen de nuestra experiencia o de personas, que como nosotros, aman a sus mascotas.

Los viajes no son precisamente la actividad preferida de la mayoría de los gatos, así que si nuestro viaje no va a durar demasiado tiempo, quizás lo indicado podría ser que se quedaran en casa.

Si indefectiblemente debemos viajar con nuestro gato, ya sea porque nos cuesta demasiado separarnos de él, porque no tenemos quien lo cuide o bien porque el será el protagonista del viaje cuando asista a la exposición o competencia felina, entonces será conveniente que viajemos, de ser posible, por carretera y en nuestro propio vehículo. Aquí somos nosotros los únicos que tomaremos decisiones, correremos los riegos y seremos los responsables del animal, además de estar empleando el medio más económico. Por lo general cuando viajamos con un gatito en nuestro carro, no debería existir ningún tipo de inconveniente. Pero tengamos en cuenta un importante detalle:

Si deseamos incluir a nuestra mascota en nuestros viajes, es necesario que lo acostumbremos a viajar en coche. Las mascotas que viajan mejor son aquellas que fueron entrenadas para ese fin. Ese entrenamiento no se hace en un santiamén, es conveniente que se inicie en su infancia para que llegue a resultarle una experiencia feliz.

Si subimos a nuestro gato al coche únicamente cuando tenemos que llevarlo a su médico veterinario, es poco probable que el animal asocie esa experiencia con un acontecimiento grato. Si eso hubiera ocurrido, debemos estar preparados para tener un problemático compañero de viaje, además de sufrido y muy poco satisfecho.

Una buena idea para alentar el entrenamiento de tu gato para viajar en coche es comenzando con paseos cortos todos los días. De la vuelta diaria a la manzana, podemos ir aumentando las distancias gradualmente. Puede ocurrir que nuestro gato nunca se acostumbre a los paseos en coche, ni cortos ni largos y concluyamos que lo mejor para él y nosotros será que se quede en casa o escoger otro medio de transporte.

Muy importante es que nuestro gato viaje en una jaula, cesta o bolsa especial a fin de protegerlo de posibles golpes y protegernos de sus reacciones. Para que el gato se familiarice con el elemento que utilizaremos para su transporte, antes de viajar ubiquémoslo cerca de él o pongamos la frazada o manta que habitualmente usa dentro, para que se acostumbre.

Si debemos viajar en avión o en barco, las condiciones cambiarán radicalmente, ya que debemos ser concientes que no tendremos a la vista a nuestro gato y eso se traduce en un riesgo importante. Aquí el estrés y el nerviosismo del animal va en aumento y los profesionales aconsejan suministrar algún tipo de sedante para tranquilizarlo durante la travesía.

En este caso debemos asegurarnos que nuestra mascota durante el viaje en avión tenga seguridad y confort. Lo ideal será que la jaula sea lo suficientemente amplia para que le permita pararse y darse la vuelta con comodidad.

Cualquiera sea el medio de transporte que utilicemos para trasladar a nuestro gato, antes de iniciar el viaje debemos tener en cuenta ciertas pautas que son comunes a todos los viajes:

Dato de suma importancia y para nada menor es que debemos estar seguros que en el lugar donde nos alojaremos se admiten mascotas. Ahora sí: todo listo para que tengamos un feliz viaje de vacaciones, nosotros y nuestra gato. Todos nos las merecemos. Deseamos que los consejos expuestos aquí te sirvan para lograr un feliz resultado.

Consejos para viajar con tu gato - Hoteles que aceptan mascotas

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente