Gato British Shorthair

Todo sobre animales Todo sobre animales: curiosidades, cuidados, tipos, trucos

 

El gato british shorthair, también llamado gato británico de pelo corto, es un gato robusto y redondo. Es como un oso de peluche con un carácter relajado, pero extrovertido, cariñoso y nada independiente. Es el compañero gatuno perfecto. Todo esto y más es lo que ha hecho que estos gatos sean uno de los más apreciados en todo el planeta.

Taxonomía del gato British Shorthair

TamañoGrande
Peso3 – 8 Kg ⚖
PelajeCorto
CarácterCariñoso
Esperanza de vida12 a 15 años ❤
DesarrolloHasta los 10-12 meses de edad
Primer celoA partir de los seis meses de edad
País de origenGran Bretaña?
CuidadosCepillado 2 veces a la semana
AlimentaciónPienso seco de buena calidad
SaludGoza de buena salud?

Origen del gato british shorthair

Se cuenta que surgió del apareamiento entre gatos que llevaban las antiguas legiones romanas a la antigua Britania, con los otros gatos oriundos del lugar. Para poder protegerse del tiempo británico de invierno, estos desarrollaron un característico pelaje doble, el cual es muy llamativo.

British Shorthair plomo

Esta raza se reconoció en una exposición, gracias a Harrison Heir en 1871 en Londres. Por motivo de la Segunda Guerra Mundial, la población británica quedó empobrecida. Para recuperarse, los criadores tuvieron que realizar cruces entre distintas razas de gatos, por ejemplo, los persas. Gracias al desarrollo de la genética, estos trabajos dieron al british, características físicas, colores, y también nacieron algunos ejemplares con pelo largo. Esta raza nueva fue llamada british longhair, y es reconocida en asociaciones gatunas como TICA y WCF.

Características del gato british shorthair

Entre las principales características físicas en que destacan los british shorthair son:

  • Cabeza: Su cabeza es redonda, ancha y maciza, con el hocico definido y con bordes redondeados.
  • Nariz: La nariz es corta, ancha y un poco respingada. Tiene una ligera depresión en el basamento, sin llegar a ser una hendidura acusada. La barbilla es firme y toma forma de un segmento perpendicular a la nariz.
  • Ojos: El gato británico tiene unos ojos grandes, redondos y separados. Puede tener distinto color, como cobre, naranja oscuro, azul o dispares, y también pueden ser verdes o verdes azulado. Suele depender del color del manto. Pero la forma de los ojos suele ser bastante más importante que el color.
  • Orejas: Las orejas son pequeñas o medianas, tienen una base ancha y con una punta redondeada. Necesitan estar situadas notablemente alejadas en la parte de arriba de la cabeza, pero no en los vértices.
  • Cuerpo: Su cuerpo es rechoncho, robusto, musculoso y fuerte. Tienen los hombros anchos y, por su parte, las caderas tienen igual ancho que los hombros. Además, teniendo la espalda nivelada, se destaca que las hembras son proporcionalmente más chicas que los machos.
  • Patas: Las patas cuentan con una medida entre media y corta, con pies redondos y compactos, gracias a que cuentan con dedos muy juntos entre sí mismos. Estos no deben contar con más de cuatro dedos en cada zarpa, (cinco en las patas delanteras, si se quiere tener en cuenta el dedo elevado).
  • Cola: La medida de la cola es de casi dos tercios de la longitud del cuerpo y en ella es notable su inicio grueso, que se va juntando ligeramente para tener la forma de una punta ovalada. No debe tener rasgos de malformación en las vértebras o algún tipo de fusión entre estas.
  • Pelaje: El pelo de su cuerpo es corto y muy denso, y sin rasgos de ondulaciones. Este no se encuentra adherida al cuerpo, lo que le da una visualización protectora natural.

Comportamiento del gato british shorthair

Una de las características por las que tantas personas se decantan por esta raza, es su carácter. Es tranquilo, muy juguetón, aun siendo adulto y cariñoso. No es para nada independiente, es feliz en compañía, recibiéndolos cuando llegan a casa y buscando el tacto o la cercanía. Es muy bueno con los niños y con animales, dado que no es para nada agresivo, haciendo comparación con otras razas. Por esto es por lo que se lo denomina el compañero perfecto para convivir en armonía.

gato British Shorthair en el pasto

Cuidados del gato british shorthair

Los cuidados que necesita un gato británico de pelo corto son sencillos.

  • Para su pelaje es suficiente con un cepillado de vez en cuando para quitar el pelo que le sobra, pero hay que hacerlo con más frecuencia, cuando está en tiempos de muda.
  • Si este felino no sale del hogar, no existe necesidad de bañarlo seguido, pero cada vez que lo hacemos, habrá que usar buenos productos.
  • Es bueno revisar y limpiar los ojos y las orejas de este felino cada que observemos un exceso de legañas o cera dentro de las orejas. Es suficiente con una gasa o algo parecido (algodón no es bueno para lo ojos) y un producto dedicado para los felinos.

Alimentación

La alimentación correcta para el british shorthair será la que se encuentre lo más adaptada a sus necesidades, por ejemplo, British Shorthair Adult cuenta con croquetas diseñadas para el hocico de estos gatos, y British Shorthair Húmedo es la maravilla de los exigentes. Los dos alimentos están enriquecidos con vitaminas y proteínas, apoyando así el metabolismo de los lípidos y manteniendo la buena salud.

Desparasitación

La desparasitación en el gato british shorthair se realiza de forma interna como externa, y los encargados correctos de realizarla son los veterinarios.

Vacunación

A partir de las 8 a 12 semanas es recomendable que los gatitos shorthair sean vacunados de enfermedades que pueden llevarlo a la muerte como la gripe, virus de inmunodeficiencia felina, leucemia, entre otras.

Esterilización y castración

Existe la forma farmacológica y la quirúrgica. La primera es para evitar el celo que finalmente tiene más efectos secundarios que beneficios, dado que su uso continuo puede provocar alteraciones en sus genitales o infecciones. Entonces, la forma quirúrgica es la opción más favorable, la cual no tiene efectos secundarios.

Problemas de salud del gato british shorthair

Es raro que sufran problemas de salud, ya que quienes los crían, escogen las 2 especies de esta raza antes de hacer un cruce, donde se analiza que ambos sean gatos sanos, que no tengan enfermedades congénitas, para que salga una excelente camada de gatitos bien de salud.

gato British Shorthair plomo lamiendose

Qué es lo mejor, ¿comprar o adoptar un gato british shorthair?

Siempre es recomendable adoptar en vez de comprar, pero si eres quien decide comprar ese hermoso felino, debes tener cuidado a quien le estás comprando, dado que tiene que ser un buen criador de confianza para que no sufra futuras enfermedades.

Curiosidades del gato british shorthair

El felino de la película Alicia en el país de las maravillas es precisamente un gato british shorthair. Por último, es interesante destacar que son propensos a la obesidad, y deben pesar un máximo de 8 kilogramos.

La entrada Gato British Shorthair se publicó primero en Gatos y más.

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente