Gatos: patrimonio biocultural de Roma: Consejos para viajar con animales

Todo sobre animales Todo sobre animales: curiosidades, cuidados, tipos, trucos

 

Nuestros amorosos mininos vuelven a ser noticia, en esta ocasión porque la Junta Municipal del centro histórico de Roma sancionó una resolución que reconoce a los 120 mil gatos romanos callejeros como “patrimonio biocultural” de la ciudad eterna.

Los gatos, que desde la Antigüedad tuvieron en Roma un estatus social distinguido, nuevamente son afirmados en su rol con esta protección legislativa. Este nuevo título de patrimonio biocultural los convierte en un bien a tutelar debido a “la riqueza que representa el felinus romanus.

La medida se vio impulsada por dos factores. El primero de ellos es el hecho de que los gatos forman parte de la cotidianeidad de los ciudadanos de Roma. El segundo es la gran afluencia de turistas que visitan el Santuario de Gatos de Torre Argentina y que solicitan ingresar en el sistema de adopción que este refugio puso en marcha desde su creación en 1994.

En el Área Sacra de Largo Argentina, unas ruinas arqueológicas que datan del 400 - 300 a.C. y que son el sitio donde Julio César recibió a la muerte de la mano de Brutus, funciona un refugio que alberga a 250 gatos.

Estos animales son atendidos y cuidados por un equipo de voluntarios provenientes de diversos países: Gran Bretaña, Estados Unidos, Alemania, Chile, Italia, Holanda, Brasil y Francia, entre otros

A su vez, gracias al apoyo económico recibido por la Junta y por los turistas y visitantes, el refugio brinda ayuda a otras 50 colonias de gatos urbanos en Roma, a través de alimentos y cuidados médicos.

La política de este refugio romano se basa en tres pilares: la eutanasia humanitaria solo se aplica en los casos extremos de enfermedad terminal, la esterilización de machos y hembras es obligatoria para controlar la natalidad y la propagación de enfermedades hereditarias y se considera que todos los gatos son adoptables por ser éste un derecho fundamental independientemente de su estado de salud y capacidades físicas.

El turno matutino comienza a las 8 am con la limpieza y desinfección de los bebederos, platos, caniles y piedras sanitarias, en el sector de cuidados especiales donde se encuentran gatitos esterilizados, recién operados o accidentados. A las 11 am comienza la distribución de la comida para los que viven al aire libre atendiendo a las necesidades específicas de alimentación de algunos.

Al mediodía, los gatos romanos se preparan para recibir a los visitantes que vendrán a verlos desde diferentes lugares del mundo.

Por la tarde, los mininos reciben los tratamientos médicos y una segunda ronda de comida y limpieza de las piedras sanitarias para mantener acondicionado el recinto.

El amor y entusiasmo puesto por los voluntarios en esta tarea es tal que muchas veces las lágrimas acompañan la despedida de los que son adoptados, aunque también hay alegría por saber que una vida mejor es posible para ellos.

Si estás pensando en visitar Roma, quizá puedas volver acompañado por una adorable mascota. ¡Ya sabes donde adoptarla!

Visita el Santuario de Gatos de Torre Argentina en Roma y deja que una ancestral forma de amor llegue a tu vida.

Gatos: patrimonio biocultural de Roma: Consejos para viajar con animales

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente